¿Cuáles son las capacidades físicas de cualquier niño?

No quieras ver a tu hijo correr antes de gatear. Las capacidades físicas de los niños tienen que ver con la evolución de su motricidad. Es decir, el dominio que tienen sobre su propio cuerpo. Para ello, hay que estimular sus habilidades motoras que implican el movimiento de los músculos en el cuerpo.

 

En este proceso se desarrollan dos tipos de habilidades motoras: finas y gruesas. Bedoyecta® Pediátrica conoce la importancia de cada una de estas habilidades y te comparte cómo las observarás durante el desarrollo de tus niños.

 

¡7 actividades para activarte!

 

1.-Motricidad fina


 

Los niños exploran el mundo desde bebés a través del movimiento con su lengua, labios, dedos, manos, muñecas, dedos de los pies. Las habilidades motoras finas tienen que ver con estas partes del cuerpo, cuando sujeta tus dedos con sus manos.

 

Con el paso del tiempo perfeccionará la coordinación ojo-mano y la coordinación de los músculos cortos para recortar figuras de papel o agarrar los colores para dibujar.

 

2.-Motricidad gruesa


 

Tiene que ver con movimientos complejos y desde bebés se desarrolla al gatear, girarse y arrastrarse. Al crecer tu hijo podrá caminar, saltar, escalar, lanzar objetos, patear una pelota o saltar la cuerda.

 

Tanto la motricidad fina como la gruesa son fundamentales en el desarrollo del niño, pues los procesos de aprendizaje en preescolar se producen a través del movimiento.

 

Para procurar la actividad física y el movimiento en los niños, la OMS elaboró las siguientes recomendaciones:

 

3.-Lactantes (menores de un año)

 

El juego interactivo en el suelo es ideal. Para aquellos que todavía no se mueven, esto incluye al menos 30 minutos —repartidos a lo largo del día mientras estén despiertos— en posición prona, es decir, boca abajo.

 

4.-Niños de 1 a 4 años

 

Deben pasar al menos 180 minutos realizando diversos tipos de actividad física de cualquier intensidad, incluida la actividad física de intensidad moderada a elevada, distribuidos a lo largo del día; cuanto más mejor.

 

5.-Niños de 3 a 4 años

 

Realizar diversos tipos de actividad física de cualquier intensidad al menos 180 minutos y adicionales al menos 60 minutos de actividad física de intensidad moderada a elevada, distribuidos a lo largo del día; cuanto más mejor.

 

Desde lactantes, los niños no deben permanecer sujetos —en carritos o sillas— durante más de una hora seguida ni permanecer sentados durante periodos largos de tiempo. Antes de los 2 años no se recomienda que pasen tiempo frente a pantallas (televisión, computadora, tableta o celular). A partir de los 2 años el tiempo dedicado a actividades sedentarias frente a una pantalla no debe exceder de una hora; cuanto menos mejor.

Tal vez te interese leer: ¿Cuáles son las etapas sensibles en el desarrollo infantil? 

Y recuerda que aunado al movimiento, le debes brindar una alimentación balanceada y las vitaminas que necesita para el desarrollo de su sistema nervioso, las cuales encuentras en Bedoyecta® Pediátrica y que ayudarán para que tu hijo crezca sano.

Para ayudarte a complementar la alimentación de tus, te invitamos a descargar el siguiente recetario. 


 

Descarga el recetario saludable para que tus niños coman saludable y divertido

Si persisten las molestias, consulte a su médico.

Descarga Videos de Rutina de Ejercicios en Casa para hombre y mujeres
Todo sobre el  Complejo B

Conoce nuestros
productos

Bedoyecta Caps
Bedoyecta +G
Bedoyecta Pediátrica

¡Síguenos!