El sueño en los niños, clave para un día lleno de energía

Un niño debe dormir lo suficiente para crecer sano y lleno de energía. Tristemente, la Organización Mundial de la Salud asegura que los niños mexicanos duermen menos horas que los niños de otros países. Por eso, te compartimos la información que debes tener para promover el descanso en tus hijos.

Bedoyecta® Pediátrica trae para ti el siguiente artículo en donde podrás conocer la importancia de dormir y el tiempo que necesita descansar un niño, de acuerdo con las diferentes etapas de su desarrollo.

El descanso, clave para llenarte de energía

Dormir es indispensable. Es una función vital tan relevante como comer y tomar agua. La psicóloga Michelle Huffman, docente de la Universidad del Valle de México Campus Texcoco, señala que su propósito esencial está en reponer la energía, la memoria y la renovación celular.

Un niño debe dormir en promedio 10 horas para que su maduración y su crecimiento sea la mejor. Psicológicamente, el sueño además de lograr el descanso, es la recuperación de material inconsciente, así como la fijación de las huellas mnémicas —que sólo se logran cuando dormimos. La psicóloga declara que no todos necesitamos dormir la misma cantidad de horas, esto está relacionado con las diferentes etapas de nuestra vida.

Un adolescente, por ejemplo, necesita dormir entre 6 y 8 horas, dependiendo de su actividad diaria. Mientras que en los adultos se disminuyen las horas de sueño.

Si a un niño le cuesta trabajo dormir, puede ser que esté expuesto a estrés, mala alimentación, estímulos fuertes antes de dormir o enfermedades de distinta índole, que van desde físicas hasta psicológicas.

En las polisomnografías —estudios del comportamiento cerebral durante el sueño— se detectó que la etapa en la que ocurren los Movimiento Oculares Rápidos es la más relevante para el desarrollo humano. Es en esta etapa es donde experimentamos los sueños. Esto de acuerdo con una publicación de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Por su parte, la maestra Diana De la Orta Pérez, de la Clínica de Trastornos del Sueño de la UNAM, explica que si un niño se desvela se interrumpen los ciclos de sueño, los cuales son muy importantes para la recuperación del cuerpo y la consolidación de la memoria.

Asegúrate de que duerma lo necesario

El nivel de sueño depende de la edad del infante. Por ejemplo, los bebés de 0 a 3 meses de vida necesitan dormir un promedio de 17 horas ya que es fundamental la función del sueño en el desarrollo de su cerebro en estos primeros meses de vida. Entre los 4 y los 7 meses de edad disminuirá este periodo a 15 horas.

A los 6 meses, su periodo de sueño nocturno será de 8 a 10 horas, pero con tres o cuatro siestas de 15 a 30 min. Cuando cumplen los 2 años, los padres comienzan a dejar al niño en otra habitación. Por ello, es posible que exista un momento en el que les cueste trabajo dormir, pero será breve este momento de transición. Es normal por el sentimiento natural de desapego.

De los 3 a los 6 años, los niños deben de hacer siestas paulatinamente. Mientras que los niños en etapa escolar deben dormir un mínimo de 11 horas.

Cuidar que un niño tenga el sueño que necesita no es suficiente. Asegura su óptimo desarrollo físico y mental con una alimentación sana y las vitaminas del complejo B, fundamentales para la producción de energía a cualquier edad. Las encuentras en tu aliado ideal Bedoyecta® Pediátrica.

Descarga el recetario saludable para que tus niños coman saludable y divertido

Si persisten las molestias, consulte a su médico.

Descarga Videos de Rutina de Ejercicios en Casa para hombre y mujeres
Todo sobre el  Complejo B

Conoce nuestros
productos

Bedoyecta Caps
Bedoyecta +G
Bedoyecta Pediátrica

¡Síguenos!