Evita que la ansiedad de tus adolescentes rompa la armonía de tu hogar

El último año ha sido complicado para los adolescentes en el mundo. Según UNICEF, sin importar su país de origen, su estatus social o su contexto familiar, tener que enfrentar un largo periodo de confinamiento afectó su estabilidad. Si quieres evitar que la ansiedad de los adolescentes rompa la armonía de tu hogar, sigue estas recomendaciones de los expertos.

No creas que sólo pasa en tu familia o en tu casa. UNICEF realizó una consulta en varios países para explorar cómo impactó el confinamiento por COVID-19 en la salud mental de los adolescentes. El organismo mundial encontró que 27% de los jóvenes dijo experimentar mucha ansiedad, mientras que 15% cayó en depresión

Además, 43% se dijo “pesimista” frente al futuro, 46% expresó que no sentía motivación por hacer lo que antes le emocionaba y 36% se encontró poco motivado para realizar sus actividades habituales. Así que, si tus chicos adolescentes no quieren levantarse, tender su cama o incluso hacer esa actividad que antes les apasionaba, no te preocupes.

Casi 12 meses de restricciones puede afectar fuertemente su estabilidad, en especial en esta edad en la que su salud mental está ‘fuertemente’ apoyada en sus relaciones interpersonales y la conexión emocional con sus amigos, explica el estudio Mott Poll Report, del Hospital de Michigan

Evita que la ansiedad de tus adolescentes rompa la armonía

Una de las primeras situaciones que debes considerar es que mientras el aislamiento ––total o parcial–– permanezca y los chicos no puedan convivir con sus amigos como antes, su única forma de crear conexiones es a través de la tecnología. 

El estudio del Hospital de Michigan encontró que 64% de los jóvenes conecta con sus amigos vía texto, 56% por redes sociales, 43% por plataformas de videojuegos y sólo 35% habla por teléfono.  Así que, una consideración primordial es que no limites o anules sus canales de comunicación con el mundo exterior.

De hecho, esta consulta ––aunque que sólo se realizó entre familias y adolescentes de Estados Unidos–– revela que la mitad de las familias decidieron ‘relajar’ las reglas sobre el uso de dispositivos móviles y 81% dijo que sí les función para aminorar el estrés de los adolescentes.

 

Por ello, el especialista en medicina mental para niños y jóvenes, Nilu Rahman, realiza las siguientes recomendaciones para ayudar a que los chicos se sientan mejor y reducir las emociones negativas.

 

  1. Realicen una nueva estructura de horarios. Es probable que antes de la pandemia no permitías a los chicos pasar más de una hora frente al televisor. Bueno, pues tendrás que relajar esa medida, pero además construir juntos una nueva estructura de horarios en donde salir al jardín o a exteriores ––libres de contagio–– esté permitido, tenga un espacio libre para videollamadas con sus amigos y pasar un mayor rato en los videojuegos sea prudente.  

  2. Usen el tiempo de pantalla de forma constructiva. Bueno, ya sabes que debes dejarlo hacer sus propios TikToks y tal vez hasta quieras sumarte a ellos. Eso está muy bien, pero encuentren información o actividades interesantes y productivas que puedan realizar en sus dispositivos. Desde leer un libro hasta ver videos de información relevante.

  3. Buscar un propósito familiar. Todos están juntos en este ‘barco’ llamado: confinamiento. Encuentren un objetivo familiar como rediseñar la casa, darle mantenimiento, planear un gran viaje para 2022 o cuando todo regrese a la normalidad, escribir un libro juntos, etc. Cuando trabajan en equipo en un bien común, pueden construir cosas increíbles.

  4. Hablen de sus emociones. Todos los miembros de la familia ––sin importar su edad o condición–– están experimentando las secuelas del confinamiento. Ser vulnerable y exponerse sobre sus emociones normaliza las sensaciones de depresión, ansiedad o tristeza. Está bien sentirse mal, querer llorar sin razón aparente y necesitar hablar de ello. Abrirse y ser transparentes los puede unir más.  

  5. Monitorea la salud mental de los jóvenes. Hay cambios que, poco a poco, te dan señales importantes sobre el comportamiento de los más jóvenes. Por ejemplo, transformación en los hábitos de sueño, alimentación, cicatrices nuevas, aislamiento atípico o apatía.

Que los más jóvenes sean el alma del hogar es saludable para toda la familia. Su energía, sonrisas y buenas ideas contribuyen a tener un hogar con más armonía. Por ello, si notas que baja su energía, rendimiento escolar o nivel de concentración, puedes probar con un multivitamínico como Bedoyecta® Cápsulas, que sirven para obtener la energía suficiente y lograr un óptimo rendimiento, complementando los nutrientes que no obtienen de los alimentos. 

Pero, si observas cambios radicales o de largo plazo, lo mejor es llevarlo con un especialista. 

FUENTES:

 

Bedoyecta CTA

Si persisten las molestias, consulte a su médico.

Descarga Videos de Rutina de Ejercicios en Casa para hombre y mujeres
Todo sobre el  Complejo B

Conoce nuestros
productos

Bedoyecta Caps
Bedoyecta +G
Bedoyecta Pediátrica

¡Síguenos!