5 habilidades que se desarrollan con la lectura a una edad temprana

La lectura es una actividad que beneficia el desarrollo intelectual de los niños, desde muy temprana edad.

Al leerles los libros, se promueve su evolución intelectual, además de la posibilidad de comprender los sentimientos de las personas y adentrarse en mundos imaginarios que incentivan su creatividad, de acuerdo con la Guía para la Familia del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

La mejor edad para comenzar con el hábito de la lectura es a los 4 años, aunque en etapas vitales iniciales, se le pueden relatar cuentos cortos a los niños de forma oral.

¿Qué beneficios tiene que un niño lea desde pequeño?

Según un artículo de la Universidad Nacional de La Plata en Argentina, hay cinco puntos clave en el desarrollo infantil, a través de las letras, que Bedoyecta Pediátrica te presenta a continuación:

1) APRENDEN ORTOGRAFÍA, ESCRITURA Y VOCABULARIO

Los niños que tienen la capacidad de haber aprendido a leer, durante la educación preescolar, son capaces de imitar las letras y formular preguntas acerca de cómo es la forma correcta de escribir, con lo que aprenden sobre ortografía.

Este comportamiento da una mayor capacidad de comprensión a los niños y aumenta el vocabulario, por conocer más palabras contenidas en los libros, lo que enriquecerá su lenguaje.

Te recomendamos: ¿Qué vitaminas son necesarias para los niños?

2) MUESTRAN UN MAYOR COEFICIENTE INTELECTUAL

Estudios referidos en el artículo de la Universidad de La Plata señalaron que los niños muestran tendencia a presentar resultados positivos por encima del promedio en su capacidad intelectual.

En Colombia, un reporte señaló que, en la etapa adulta, el cerebro mostró una mayor capacidad en el procesamiento visual, fonético y semántico, por lo que es fundamental comenzar con el hábito de la lectura en los niños.

3) DESPIERTAN LA CURIOSIDAD

Cuando un niño entra en contacto con los libros, tiende a formular cuestionamientos acerca del significado de las frases y la compresión de la lectura les lleva a realizar preguntas como “¿Qué dice aquí?” “¿Dónde dice eso?”.

De acuerdo con el diario El País, la curiosidad está en la base de desarrollo del talento personal y profesional, por lo cual, la lectura se convierte en una herramienta fundamental para potenciar este aspecto.

4) PROPICIAN LAS HABILIDADES DE MEMORIA

Los lectores que inician a una edad temprana suelen ser poseedores de excelentes habilidades de memoria y son capaces de discriminar de mejor manera los estímulos visuales.

Las ventajas de fomentar la habilidad de memorizar brinda al individuo la posibilidad de organizar su vida cronológica y especialmente, dándole orden y sentido a su propia biografía.

5) AUMENTAN LA CAPACIDAD DE PENSAR CON CLARIDAD Y ESTRUCTURA

De acuerdo con la UNICEF, la lectura brinda al pensamiento infantil la posibilidad de tener mayor claridad y estructura en su pensamiento, debido a que puede mezclar historias reales con la ficción. Los niños comienzan a ordenar cronológicamente los sucesos para desarrollarlos.

Así, los niños comienzan a pensar en situaciones concretas, las comprenden, mientras su capacidad creativa descubre nuevas formas de narrar los hechos.


Ahora que has conocido los cinco beneficios que tiene la lectura temprana en los niños, te recomendamos ayudarles en su desempeño intelectual, mediante Bedoyecta Pediátrica y el Complejo B, que colabora en el organismo a mejorar la actividad neuronal.

Si quieres recibir más artículos con información valiosa, te invitamos a que te suscribas nuestro Blog de Tips.

Descarga el recetario saludable para que tus niños coman saludable y divertido

Descarga Videos de Rutina de Ejercicios en Casa para hombre y mujeres

¿Cómo empezar tu día

con energía y actitud?

Ver guía

¡Síguenos!